Las Musas de Conrad Roset en Sabadell


Todo lo que Conrad quiere contar sobre si mismo puedes encontrarlo en su blog, así que no convertiremos este post en una biografia. Lo que sí podemos hacer es comentar nuestras impresiones sobre su trabajo, a raíz de las colaboraciones que Periferia ha mantenido con él y, más especialmente, de la visita que hemos realizado a su exposición 'Musas' que ha inaugurado recientemente.

A Conrad le conocimos trabajando, que es la manera más rápida y directa de apreciar el talento de un ilustrador. Ilustrar es un arte, no hay quien lo dude, pero también es una capacidad técnica de primer orden en procesos de comunicación. Por eso, resulta vital para un estudio como Periferia trabajar con profesionales que entiendan lo que significa colaborar en un proceso creativo y ceñirse a las necesidades del cliente. Conrad parece ser de esa extraña raza de ilustradores que, sin perder ese aire bohemio y crápula, son capaces de entenderlo.

'Musas' era un proyecto, un sendero conceptual que Conrad ya recorría desde hace tiempo, y que ha ido ganando espacio en su portafolio, y admiración por parte de los que seguimos su trabajo. La representación de figuras femeninas, todas tan parecidas y, a la vez, todas tan distintas, son el eje central de esta serie de ilustraciones, cuya expresividad se ha ido volviendo cada vez más compleja, cobrando forma en diversos formatos y técnicas, desde el lápiz trémulo y apenas definido que sugiere un cuerpo delgado, hasta las escandalosas manchas fucsia que arropan una intensa caricia íntima. Las Musas gravitan sobre papel, sobre cartón e incluso sobre madera, siempre parcialmente etéreas, siempre en esa frontera entre el expresionismo y y el naturalismo, que tan bien logra definir Conrad. Todas son mujeres delgadas, casi en exceso, casuales, obsesivas, frágiles y poderosas al mismo tiempo, como sólo puede mostrarlas alguien que se deja arrastrar por sus entrañas. Hay compulsión, sin duda, en la repetición de cuerpos, de miradas, de gestos... la compulsión de quien ha encontrado un tono que le hace vibrar y mantener el interés y una dirección creativa.

La exposición, que ya puede verse en el espacio 'Impaktes Visuals' de Sabadell, es la mejor manera de acercarse, de manera muy personal, a la obra de Conrad Roset. Estará disponible hasta finales de septiembre. Si no tienes la oportunidad de visitarla, siempre te queda su blog, donde él mismo te irá poniendo al día de sus nuevos trabajos y fuentes de inspiración. No perdáis la oportunidad de descubrir a un artista que está dando y dará mucho de que hablar.

1 comentario:

Lorelandia dijo...

me encantan las imagenes!